Abril

PRINCIPALES CONMEMORACIONES EN EL MES DE ABRIL

A continuación presentamos una selección de efemérides cuyos aniversarios tienen puntualidad cronológica en el mes.

Por: Luis Enrique Ramos Guadalupe


Abril 11, 1903: Mediante Decreto Presidencial de 4 de abril de ese año, quedó fijada oficialmente esta fecha para el comienzo de los servicios públicos de la Estación Central Meteorológica, Clima-tológica y de Cosechas (ECMCC). La ECMCC fue la primera institución del Estado cubano encargada de la gestión del servicio meteorológico nacional (SMN), y se proyectó con un importante perfil en meteorología agrícola. Estaba emplazada en el nivel superior del edificio sede de la Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo, en la Avenida del Puerto de La Habana.

Abril 11, 1933: Fallece en el Colegio de Belén, a los 88 años, el padre Lorenzo Gangoiti, s. j., director del OCB de 1893 a 1925. Nació en Munguía, España (5-09-1845). Hacia 1890 ya realizaba observaciones meteorológicas en el Colegio de Nuestra Señora de Montserrat, en Cienfuegos, y se le trasladó a La Habana al ocurrir la muerte del padre Viñes. Se destacó en el pronóstico del gran huracán de Galveston (agosto-septiembre de 1900), así como en estudios nefológicos y climatológicos. Es autor del texto Las diferentes corrientes de la atmósfera en el cielo de La Habana (1904). Sostuvo una extensa polémica en torno al huracán de los Cinco Días (1910) frente a Luis García Carbonell y al académico Carlos Theye y Lhoste.

Marzo 20, 1923. Nace Antonio Núñez Jiménez. Nació Antonio Núñez Jiménez en Alquizar, La Habana, Cuba.  Dr. en Ciencias Geográficas.  Primer presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, impulsó la iniciativa de fundar el Instituto de Meteorología, como institución donde se coligaran los servicios meteorológicos básicos y las funciones de investigación y desarrollo.

Se le reconoce por ser impulsor del ingente movimiento científico generado en Cuba a partir del triunfo de la Revolución, en 1959.  Desarrolló una importante acción en el campo de la colaboración científica internacional, sobre todo con los países del entonces denominado “campo socialista” europeo. Dio gran importancia a la agrometeorología y a la prevención de potenciales desastres naturales causados por eventos hidrometeorológicos.  Participó en la reorganización de las redes de estaciones meteorológicas y de radares durante los años 1962 a 1970.

Como investigador en el área de las ciencias geográficas, realizó observaciones meteorológicas en las regiones montañosas del país y, excepcionalmente, en las dos zonas polares del Planeta.  Fue pionero de la espeleometeorología y decidido partidario de la climatoterapia.  Se destacó por su extensa obra vinculada a la geografía, la historia y el medio ambiente del archipiélago cubano.

La Sociedad Meteorológica de Cuba le otorgó el Premio Nacional de Meteorología post mortem en el II Congreso Cubano de Meteorología, celebrado en el 2003.